martes, 18 de enero de 2011

Cada uno la entiende a su manera.

Levantarte un día y darte cuenta que quizás la felicidad no es una mansión, que te toque la lotería, una casita en la playa o quizás ser rico y comprar eso y más. Puede que la felicidad sea dormir un día entero, comer chocolate de vez en cuando, que un chico te sonría, dar una vuelta con una amiga y reirse como nunca, proponerse algo y conseguirlo, un abrazo en el momento preciso... O puede que la felicidad sea no tener problemas, aunque eso pase muy poco. Pero la felicidad si es algo que nunca se podrá comprar con dinero, ni amistad, ni el amor. Y sostengo todo esto en un quizás, y un tal vez, porque puede que la felicidad no sea eso y puede que sí. E igual la felicidad es cosa de cada uno, de quien lucha por ella. Así que lo mejor es levantarse cada mañana con energía, entusiasmo. Pensar que lo mejor está por venir. Aprender algo nuevo cada día. Saber que la vida es muy corta para desperdiciarla odiando a alguien, mejor pensar en el presente. Saber que los problemas solo son cosas que van y vienen únicamente para hacernos más fuertes, más sabios. Tener a la gente que quieres cerca, lo mejor. Y recuerda que nadie está a cargo de tu felicidad excepto tú mismo. 

3 comentarios:

  1. Te dejo un regalito en mi blog! =)

    ResponderEliminar
  2. Bien, pues nada, simplemente muchísimas gracias por ser fiel a mi blog, me hace muchísima ilusión... Proximamente crearé otro con una historia que estoy haciendo, y bueno, espero que también lo sigas, pero eso ya es otra historia, (más que nada porque todavía no está creado).
    Lo del premio, tienes que coger la imagen que creé, ponerla en una entrada, explicar siete cosas sobre tí y dedicar ese premio a diez blogs... Sí, diez, los que más te gusten.
    Este premio lo que hace es que haya más publicidad en los blogs y tal por parte de los seguidores.
    Pues nada, un placer habertelo dado. Un beso muy grande

    ResponderEliminar